Despedida y cierre de Obolog

Entre algunos de los propósitos que me había marcado tras mi salida de Uvinum estaba poner algo de orden en algunos side-projects que seguían coleando después de unos pocos años de cierto “abandono” virtual. Y entre ellos, un cierre doloroso que había estado postergando desde hace tiempo. Y es que en septiembre hará 18 años que publiqué mi blog, obokaman.com, programándolo desde cero para poder practicar con un nuevo lenguaje de programación que había conocido hacía poco tiempo, PHP. »

Author image Albert García Gibert en #obolog

No dejes esa botella a medias: llévatela a casa

Hoy Silvia me ha invitado a comer a un restaurante en Terrassa al que hace tiempo que estábamos rondando,  El Rancho Argentino, un argentino con bastante buena pinta, muy céntrico, y que además está muy cerquita de uno de otro de nuestros favoritos, Goliard. La comida ha estado muy bien, y para acompañar nos hemos pedido un Enate, tremendo. La cosa es que al empezar la comida he dudado sobre si pedir vino o no: teníamos que conducir hasta Molins de Rei después de la comida, y pagar 14€ por una una botella para tomar tan sólo una o dos copas de vino (entre los dos). »

Charlando sobre Twitter en PodCamp 09

Ayer se celebró en el Masnou la segunda edición del Podcamp Barcelona. El objetivo de este evento es reunir a todo tipo de personas interesadas por los Social Media y fomentar el intercambio de conocimientos y experiencias. Aunque ellos mismos definen el PodCamp como una unconference, la verdad es que, al menos en las charlas a las que pude asistir, el formato era bastante "tradicional": una persona impartiendo una charla y el público escuchando, y lanzando algunas preguntas al conferenciante al final de la misma. »

Sobre nuestra migración a Dinahosting

Como sabrás, si eres usuario de OboLog, sigues alguno de los miles de blogs alojados en nuestro servicio gratuíto, o eres lector de uno de nuestros blogs temáticos de nexoBlogs, el pasado 27 de Julio tuvimos un problema de hardware que dejó nuestro servidor fuera de combate durante casi 3 días. Una de esas catástrofes informáticas memorables, de las de nervios, carreras, llamadas y mensajes en el contestador y noches en vela. »